Reciclando los BiB

En Biopompas nos comprometemos con el cuidado del planeta y aplicamos los principios de la economía circular, prolongando la vida útil de los materiales que utilizamos. Es por ello que hemos iniciado el ReBiB: la recogida de las Bag-in-Box para convertirlas en bolsas de basura 100% recicladas, que también podrás encontrar en las tiendas Biopompas.

Las Bag-in-Box (BiB) son los recipientes que contienen los productos de limpieza del hogar e higiene personal a granel que puedes encontrar en las tiendas Biopompas. Estas bolsas guardan varios litros de producto y permiten rellenar los envases que llevamos con la cantidad que necesitamos.

Para que el impacto medioambiental sea el menor posible, desde Biopompas recogemos las BiB vacías de las diferentes tiendas y las llevamos a la planta de reciclaje que se encarga de darles una nueva vida y forma. Una vez convertidas en bolsas de basura recicladas, al usarlas, entrarán en el circuito de reciclaje habitual de los municipios. Con este proyecto, la sostenibilidad tiene lugar durante el ciclo completo, tanto en el inicio como en el final de su vida útil, cerrando el círculo y generando uno nuevo.

Circuito de recogida y reciclaje de las Bag-in-Box

Las Bag-in-Box en profundidad

Las Bag-in-Box se componen de una ligera bolsa de plástico y una caja de cartón, que soporta el peso del contenido de dicha bolsa. El cartón, siempre reciclado, reciclable y también biodegradable, supone el 80% de la pieza, mientras que el plástico corresponde únicamente al 20% del total del recipiente. Los dos materiales son fácilmente separables después de su uso. 

Las BiB contribuyen a la reducción de las emisiones ya que, comparado con los envases de plástico rígidos, su fina estructura reduce el plástico en más de un 75% de media aproximadamente. Al minimizar el uso del plástico como materia prima se reducen también las emisiones generadas en su reciclaje. 

Este tipo de envasado contiene varios litros en un mismo BiB. Esto ayuda a suprimir la fabricación y el uso de envases de plástico de medidas más pequeñas puesto que la fabricación de una Bag-in-Box de unos 15 o 20 litros tiene un impacto ambiental mucho menor que la de una botella de plástico PET de tamaño pequeño. 

Las Bag-in-Box son la fórmula más eficaz para reducir la huella de carbono y junto con la compra de productos biodegradables Biopompas a granel forman el mejor tándem para contribuir a una vida sostenible.