Zero waste

En las últimas décadas, se ha acelerado el modo en el que vivimos, producimos y consumimos, acelerando también el cambio climático y sus consecuencias. La concepción de los productos, basada en lo efímero, traza un camino en línea recta hacia su pronta desaparición. Pero no es una desaparición real, sino una acumulación de contaminación que nos puede llevar a un punto de no retorno. La buena noticia es que estamos a tiempo de actuar apostando por el zero waste y la economía circular. 

¿Qué es el zero waste?

Zero waste significa residuo cero, pero en realidad significa mucho más, significa alargar la vida útil de lo que compramos para alargar la vida del planeta, y consecuentemente, la nuestra. 

La economía circular se basa en consumir únicamente aquello que necesitamos de manera sostenible, provocando un impacto positivo en nuestra salud y en la salud colectiva, y minimizando el impacto negativo que supone la industria contaminante para el medioambiente y también para la economía. Es decir, elegir productos cuya producción genere empleo de calidad y no explote los recursos naturales a un bajo coste porque ese bajo coste se traduce en un alto coste para el planeta y todos los que vivimos en él. Es necesaria la eliminación de residuos durante todo el ciclo de vida de un producto, desde su abastecimiento hasta su consumo, pasando por su fabricación. 

¿Por dónde empiezo?

Separar y clasificar los materiales que sean aptos para el reciclaje, reducir el consumo de todo aquello que no es posible reconvertir o darle una segunda vida a las cosas que solemos tirar son unos sencillos primeros pasos que puedes poner en marcha para ayudar a combatir el cambio climático. En definitiva, seguir la regla de las tres R: reciclar, reducir y reutilizar. 

Consumir sólo lo necesario pero, ¿qué consumir?

En Biopompas hemos conceptualizado y concebido nuestros productos y su envasado desde una filosofía natural y biodegradable. Tanto el proceso de fabricación como las materias primas respetan el medioambiente y su formulación hace que su uso no contamine. 

Nosotros nos hemos unido al cambio. ¿Te apuntas?